GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Sábado santo-Oraciones para cada día de la semana

Francis Pastor, cmf - Sábado 03 de Abril del 2010

Por la mañana
"Sepultado el Señor, sellaron la piedra y pusieron la guardia para custodiarlo".

 Se alejó nuestro Pastor, fuente de agua viva.
Un gran silencio envuelve la tierra, una gran soledad.
Duerme y descansa en paz, Jesús Nazareno.

 Dios, tu defensor, va a restituirte el honor que los hombres te arrebataron;
 mañana su falsedad y engaño quedarán al descubierto.

 Estás ahora acostado en el lecho de la tierra;
duerme y descansa en paz, que mañana Dios te despertará para que amanezca la alegría de tu corazón vivo, rompiendo la piedra del sepulcro, y te muestres vencedor ante los hermanos.

Tu Señor y nuestro Dios te hará vivir tranquilo. Descansa en paz y duerme ahora.

Pon tu suerte en esas manos, no vacilarás.
Que tu carne descanse serena hasta la alborada.

Y mañana... enséñanos a todos el sendero de la vida; llénanos con tu presencia de alegría para siempre.
Pero ahora, duerme y descansa en paz.

Permitamos que tu Padre prepare la gran fiesta de mañana, porque Tú, Salvador nuestro, ya has destruido el poder del enemigo.
Nosotros procuraremos lavar un poco más el corazón, preparándolo para recibirte y escuchar tu voz.

Mañana... tómanos de la mano a todos, levántanos, dinos: "Despiértense, los que duermen, levántense de entre los muertos, que yo seré vuestra luz".

Que tu sueño, Señor, nos saque del sueño del abismo.
Junto a tu cruz y tu sepulcro tuviste a tu Madre dolorosa, participando en tu aflicción: haz que tu pueblo, nosotros, sepamos acompañarla.
Y como Tú, grano que caíste en la tierra para morir y dar fruto, como Tú, también nosotros sepamos morir al pecado y vivir para Dios.

Que siguiéndote a ti, caminemos siempre en una vida nueva.
Cambia nuestro luto en danza; muda nuestro traje de presidarios y vístenos de fiesta.
 Volvamos al Señor; que Él nos sane, que Él nos vende, que Él nos resucite.
A precio de la sangre de Cristo hemos sido rescatados.

 "Cristo, por nosotros, se sometió incluso a la muerte, y una muerte de cruz.
Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el Nombre-sobre-todo-nombre ".

Por la noche
¡Aleluya!
En esta noche comienza nuestra nueva vida.
El Señor resurge de la tierra, convertida en sepulcro.
Dios preserva a su Inocente, Dios protege a su Humillado, Dios libera a su Hijo asesinado.

Triunfa la inocencia que eres, Jesús; triunfa tu vida.

Sí, triunfas, surges, eres luz, vives.
 Esta Resurrección tuya es un acontecimiento concedido a la comunidad para la alegría y el gozo.
Los cristianos estamos despiertos ESPERANDO en medio de la noche consagrada al sueño.
Tenemos un deseo enorme de encontrarnos cuanto antes contigo, Jesús resucitado.

Esta es una noche iluminada por el DIA: Cristo vive.
Nuestro hombre viejo ha muerto en nosotros; hemos llegado a la orilla de la libertad.

Cristo, vives; nosotros también vivimos contigo.
La tumba que era tu prisión, se abre y sales resucitado.
Pero este hecho de la resurrección es gracia para nosotros, sola y exclusivamente gracia.
Tienes Tú que salir al encuentro de tus desolados y desconsolados discípulos, para que podamos reconocerte y adorarte.

 Vas delante en el camino; vas para encontrarte con los tuyos.
Sólo a partir de este encuentro contigo podemos construir caminos que sean signos de vida y esperanza.
Dios te ha acompañado a ti, Jesús, durante toda tu carrera.
Ahora Tú nos acompañarás con tu resurrección, que se convertirá para nosotros en el primer día de una nueva creación, de una historia diferente. "¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!".

¡Ahí, pero ésta va a ser una experiencia de fe: te verán y experimentarán resucitado sólo los que crean.
Vives, Señor, no estás muerto.
Vives en Dios, tu Padre.
Vives en cada uno de los que te aman y siguen tu camino.
Vives, Señor.
Vives en la justicia y en la bondad de todos los justos de la tierra.
¡Vives, no estás muerto!

La vida no se puede matar; la vida es más fuerte que la muerte.

Tu muerte, Jesús, es el triunfo sobre todos los que matan.

 Enséñanos a proteger y cultivar contigo la vida, ofreciendo a todos en nuestras manos bondad, pan y ternura.

¡Vives, Señor, no estás muerto!

 Queremos ser testigos de Alguien que vive.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified